Please or Sign Up to add this content to your website.

Consejos sabios para disfrutar una merienda saludable

Consejos sabios para disfrutar una merienda saludable
Please Sign In or Sign Up to download this article.

(BPT) - Resulta difícil recordar aquellos tiempos cuando la norma eran tres comidas al día, y las meriendas se limitaban a bocadillos para las fiestas, o aperitivos para los niños al término de la jornada escolar. En la actualidad, para los jóvenes y personas de más edad por igual, las meriendas constituyen un elemento importante de los hábitos regulares de alimentación. Según un estudio realizado por The Hartman Group, una cifra sorprendente (92 por ciento) de los estadounidenses merendamos algo durante el día o la noche. ¿Quiere saber algo más sorprendente aún? Hemos dejado de usar las meriendas solo una o dos veces al día para calmar el apetito entre comidas. Las meriendas han pasado al territorio de estas últimas, y ahora conforman la mitad de todas las ocasiones en que consumimos alimentos.

En lo tocante a meriendas saludables, los alimentos que escogemos – y cuánto comemos – es un factor importante.  ¿Una de sus mejores opciones? ¡Las frutas! Solo un 13 por ciento de los estadounidenses consumen la cantidad de 1 ½ a 2 tazas de frutas diarias que se recomiendan. Por eso, las meriendas ofrecen una oportunidad para eliminar esa brecha.

Si desea hacer una selección perfecta, piense en las uvas frescas de California. Con solo 90 calorías por ración de 3/4 de taza, su sabor jugoso y delicioso aporta el factor dulce de la merienda. Y como son hidratantes y buenas para el corazón, se consideran como una compra ventajosa en comparación con muchas meriendas procesadas que tienen un alto contenido de calorías, grasas y azúcar añadido, y tienden a ofrecer poco valor en términos de salud por la inversión realizada.

Además, las uvas se pueden llevar a todas partes– ideales para comer en cualquier parte y lugar. Con las uvas no hay problemas ni complicaciones – y ni siquiera hay que pelarlas ni quitarles las semillas. Las uvas son una súper merienda, independientemente de que se incorporen a la lonchera para culminar la comida a mediodía con una nota de dulzor, o se coloquen en el maletín o la mochila para tenerlas a mano cuando haya apetito.

Y si las comidas a altas horas de la noche le causan preocupación, recurra a las uvas de California como una opción sabrosa, saludable y libre de remordimientos. En caso de que le asalte la tentación de echar mano al galón de helado, coma uvas congeladas, comparables a un mini sorbete. Solo tiene que enjuagar las uvas y darle palmaditas para secarlas, colocarlas luego en una bandeja plana, y ponerlas a congelar durante dos horas. Vuelva a guardar las que sobren en el congelador para tenerlas disponibles cuando regrese la próxima tentación para una merienda dulce.  

Las uvas frescas también son una deliciosa adición a otros componentes de una merienda más sana, pues aportan color, cualidad crujiente y un ligero toque de dulzura:

* Elabore una mezcla fresca de “trail mix” combinando uvas con cuadraditos de queso y un puñado de pepitas de chocolate y nueces. 

* Añádale uvas a su receta favorita de licuado.

* Unte mantequilla de manía tallos de apio y colóqueles uvas encima para lograr una combinación de cualidad crocante, y dulzura.

* Elabore sándwiches para merendar: unte una pizca de queso crema a varias galletas Graham y colóqueles encima uvas cortadas a la mitad.

Si el día del gran partido requiere una merienda más al estilo de los adultos – quizás combinada perfectamente con una cerveza o una copa de vino– pruebe este delicioso pan plano “flat bread”. Le encantará la combinación del sabor salado del queso y el prosciutto, equilibrado por la leve dulzura de las uvas.

Pan plano (Flat Bread) con prosciutto, uvas rojas y Pecorino

Da para 8 porciones como aperitivo

Ingredientes
4 panes naan de 8 pulgadas preparados
2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen (divididas en dos partes)
3/4 taza de queso Pecorino Romano rallado (dividida en dos partes)
1/2 cucharadita de cáscara de limón rallada bien fina
1/4 de libra de prosciutto cortado en lonjas delgadas
1 taza de uvas rojas de California, cortadas a la mitad
1 taza de rúcula para adornar (opcional)

Elaboración
Caliente el horno a 500 F.
Únteles a los panes naan 1 cucharada del aceite de oliva con una brocha, y colóquelos en bandejas de hornear. Espolvoréeles 1/2 taza de Pecorino y ralladura de limón, y luego colóqueles encima el prosciutto.  Añada las uvas, y espolvoree el resto del queso. Hornee durante unos 10 minutos hasta que las uvas se ampollen. Vierta el aceite de oliva restante, corte en cuñas y sirva.

Análisis nutritivo por porción de aperitivo: 250 calorías; 12.5 g de proteína; 26 g de carbohidratos; 10 g de grasa (36 % de calorías procedentes de la grasa); 3.3 g de grasas saturadas (13 % de calorías procedentes de la grasa saturada); 23 mg de colesterol; 700 mg de sodio; 1 g de fibra.

 Upload a clip