Reconozca las señales de diferencias en la manera de pensar y aprender en su hijo


Posted: September 28, 2021 | Word Count: 886

Después de casi un año de aprendizaje a distancia en todo el mundo, los padres están cuestionando la calidad educativa de sus hijos no tan solo académicamente sino también emocionalmente. Y no es sorprendente: un estudio recientemente revelo que el 61% de los padres creen que habrá mayores desafíos en la medida que los niños regresen a la escuela.

Según el estudio, realizado por la organización sin fines de lucro Understood—la única guía de por vida para 1 de cada 5 personas que piensan y aprenden de manera diferente—y UnidosUS—organización latina de defensa de los derechos civiles—el 68% de los padres de niños con diferencias en la manera de pensar y aprender, afirmaron que sus hijos tienen un año de atraso académico, y les preocupa la posibilidad de que jamás puedan ponerse al día. Las preocupaciones sobre el impacto de la pandemia en los niños son aún mayores entre las comunidades de razas diferentes: el 71% de los padres hispanos / latinos; y el 65% de los padres negros / afroamericanos, notaron que sus hijos experimentaron un desafío de aprendizaje durante el año pasado.

Las diferencias en la manera de pensar y aprender son variaciones en la forma en que los cerebros están conectados, y causan diferencias con respecto a la forma en que el cerebro procesa la información. Esto, a su vez, puede afectar las habilidades de lectura, escritura y matemáticas, así como la capacidad de concentrarse y seguir instrucciones. Entre los ejemplos de las diferencias en la manera de pensar y aprender están el TDAH (Trastorno de déficit de atención con hiperactividad) y la dislexia. Estos trastornos, a menudo invisibles, pueden ser difíciles de detectar, particularmente sus primeras señales.

Si usted es uno de los numerosos padres que desean ayudar a sus hijos a vencer los desafíos de este año escolar, le enumeramos a continuación algunas señales que debe tener en cuenta, como indicadores de que su hijo podría tener diferencias en la manera de pensar y aprender.

Miedo a leer en voz alta. Los niños aquejados de dislexia (dificultad para leer con fluidez o interpretar letras y palabras) podrían mostrarse reacios a leer en voz alta, especialmente frente a sus compañeros de clases.

Mochilas desordenadas. Si su hijo tiene dificultades para organizar las cosas, esa situación puede revelar dificultades para enfocarse y procesar la información.

Dificultades con los deberes. Su hijo puede tener dificultades con la lectura y escritura, las matemáticas, o las tareas que requieren concentrarse y seguir instrucciones.

Problemas para hacer amistades. Esto puede significar que su hijo está teniendo dificultades con algún aspecto del aprendizaje, y tal vez no se trate necesariamente de la capacidad de socializar.

Ansiedad. Las personas con diferencias en la manera de pensar y aprender tienen más probabilidades de sentir ansiedad que otras. La ansiedad se puede manifestar de varias maneras: arrebatos de enojo, problemas para enfrentar las críticas, o evitar situaciones sociales y escolares.

Desafíos con los exámenes. Algunos niños con diferencias en la manera de pensar y aprender pueden recibir calificaciones más bajas en los exámenes, o sentir ansiedad a la hora de hacerlos.

Si bien el estudio revela que el 40% de los padres encuestados afirmaron que no pueden pagar un diagnóstico de los desafíos de aprendizaje que han observado en sus hijos, es importante saber que hay vías de evaluación sin ningùn costo para los padres. Además, hay varios recursos gratuitos disponibles para ayudarlos a comprender mejor a sus hijos y encontrar el apoyo que necesitan.

Take N.O.T.E. es uno de ellos. Creado por Understood en asociación con la Academia Americana de Pediatría, consiste en una experiencia web interactiva, destinada a padres que pudieran necesitar una guía para identificar señales de diferencias en la manera de pensar y aprender, y usar esos conocimientos para dar los próximos pasos de respaldo a sus hijos.

El programa, que cuenta con funciones interactivas como contenido de video y audio, rastreadores de observación, indicaciones y consejos para iniciar conversaciones y más; ayuda a las familias en cualquier etapa de su experiencia, en un proceso de cuatro pasos:

Note si algo fuera de lo común le está sucediendo a su hijo.

Observe y realice un registro de los patrones.

Hable con otras personas que puedan ayudar a apoyar a su hijo, como pediatras, maestros y otros cuidadores.

Involucre a su hijo para obtener información y explorar opciones sobre qué se debe hacer a continuación.

“Este curso escolar, los estudiantes que aprenden de manera diferente enfrentarán más desafíos que lo habitual”, señala Amanda Morín, directora de Liderazgo de Pensamiento y Conocimiento de Understood. “Por lo tanto, es más importante que nunca proporcionar recursos como Take N.O.T.E., y oportunidades para conectar a padres y maestros a fin de abordar estos desafíos”.

Para obtener más información sobre las diferencias de aprendizaje y pensamiento de los niños, visite Understood.org.

This article is available to download for free use in print and online publications. If you must edit the article, please include at least one brand reference. All articles must retain the (BPT) or Brandpoint byline.
Download this Article