Personas adultas que vivan con alguien que haya recibido un diagnóstico reciente de COVID-19 sintomático pueden ser elegibles para un estudio clínico


Posted: April 26, 2022 | Word Count: 512

En el tercer año de la pandemia de COVID-19, continúan los aumentos repentinos de casos en partes de los Estados Unidos.

Muchos de estos casos pueden ocurrir cuando las personas contraen el virus en sus comunidades y lo llevan a sus casas, donde el virus puede propagarse a otros miembros del hogar. En este momento, algunos médicos están inscribiendo a personas para un estudio clínico para determinar si un medicamento oral —en etapa de investigación— puede ayudar a prevenir ese tipo de transmisión a nivel de hogar. Los estudios clínicos se llevan a cabo con voluntarios y tienen como objetivo evaluar si los tratamientos en etapa de investigación son seguros y efectivos para las personas.

“Existe una necesidad continua de investigar nuevas terapias para ayudar a reducir el riesgo de propagación del COVID-19”, dijo el Dr. Fabian Sandoval, presidente y director general del Emerson Clinical Research Institute. “En particular, debemos centrarnos en las personas que viven con personas contagiadas con SARS-CoV-2 porque corren un mayor riesgo de contagiarse y continuar la propagación, debido a su estrecha proximidad con estas personas durante períodos prolongados”.

Las personas adultas no vacunadas, que vivan con alguien que tenga síntomas y que recientemente haya dado positivo para COVID-19, pueden inscribirse en un estudio clínico, llamado MOVe-AHEAD, que está evaluando un medicamento antiviral oral —en etapa de investigación— para ayudar a prevenir el contagio de COVID-19 dentro de los hogares.

El estudio clínico MOVe-AHEAD se lleva a cabo en más de 50 sitios en los EE. UU. Para participar en el estudio, las personas deben tener 18 años o más y no pueden ser un caso confirmado o sospechoso de COVID-19. Las personas no son elegibles para participar si han recibido una vacuna contra el COVID-19 o han tenido previamente un contagio de SARS-CoV-2 confirmado por laboratorio. Además, los posibles participantes del estudio deben vivir con un adulto o un niño que:

  • Haya dado positivo para COVID-19 en los últimos cinco días; y
  • Actualmente tenga al menos un síntoma de COVID-19, como por ejemplo, fiebre o dificultad para respirar

Para que un hogar califique para el estudio, solo puede haber un miembro del hogar con síntomas de COVID-19 y un resultado positivo en la prueba de detección. Se aplican otros criterios.

Una vez aceptados, los participantes estarán en el estudio durante 35 días y tendrán seis visitas a la clínica, una de las cuales será virtual (por teléfono). Los inscritos en el estudio recibirán atención relacionada con el estudio sin costo alguno y pueden recibir un reembolso por el tiempo y los viajes relacionados con el estudio.

“A través de este estudio clínico, las personas tienen la oportunidad de ayudar a descubrir nuevos medicamentos que pueden ayudar a prevenir la transmisión del COVID-19”.

Para obtener más información sobre este estudio clínico, visite CovidMoveAhead.com.

Este artículo patrocinado es presentado por Merck.

This article is available to download for free use in print and online publications. If you must edit the article, please include at least one brand reference. All articles must retain the (BPT) or Brandpoint byline.
Download this Article